jueves, 9 de marzo de 2017

URGE

En los últimos años/meses estamos llegando a conocer todas las miserias y corruptelas de la sociedad española, al menos en el espacio público...
En el espacio privado hay tanta fullería y tanta delincuencia que nunca será aflorada ni condenada por la sociedad, no sólo por incapacidad material, judicialmente hablando, sino porque para los ámbitos privados los españoles somos muy permisivos en asuntos morales y en los de casi toda índole...
Y si bien esta realidad es dolorosa, también es de resaltar, por otro lado, el que la ciudadanía española está asumiendo con madurez aquella verdad ocultada pero que se temía fuese realidad...
Las mordidas empresariales; las fullerías políticas para permanecer en el poder; los medios de comunicación al servicio de fines obscenos; profesionales de todo tipo vendidos por dos míseras pesetas, ni siquiera euros, etc...
Ojalá todo este coste moral, social y político sirva para regenerar de una vez nuestra vida colectiva...
Ojalá...
Pero no soy nada optimista: más allá de la corrupción económica, moral, social y política, la mentira se ha convertido en habitual como defensa de todo ante todos.
-Yo no estaba allí; esos asuntos no los llevaba yo...
-Esos asuntos los llevaban otros...
Urge una profunda regeneración moral de la sociedad de nuestro tiempo...
Mientras tanto, nos queda el mar, la religión de la Naturaleza, como decía Pessoa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios