lunes, 13 de marzo de 2017

TAMPOCO HOY TE NOMBRO...

Diariamente constato aquello de que con la edad vamos perdiendo memoria, como tantas otras cosas que otra vez tuvimos... Pero gracias a ciertos objetos recuperamos parte de lo perdido, como parcelas de aquella memoria olvidada por la edad...
Nunca he sido fetichista respecto a objetos materiales, salvo algunos libros, los más míos, y poco más... Pero basta un solo objeto para echar de menos a alguien que me importa, y remover mi memoria olvidada.... Y ya, desde ese mismo momento, aquel objeto que me ayuda a recuperar olvidos trasciende su existencia, tanto por su eficacia real, como por su enorme capacidad de mutarse en categoría emocional...
P.S. Hoy, mientras veía un partido de fútbol sentado en el sillón ad hoc, usé el cojín/bandeja de ordenador que me regalaste; y te recordé con ternura y te eché una sonrisa... Y también un lamento; ya sabes, esa mi forma de sentir tu ausencia...
Como verás, tampoco hoy te nombro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios